La Renta Mínima es ya una realidad para las personas en situación de mayor vulnerabilidad